CREANDO FUTUROS FELICES


        En ciertas dimensiones de la conciencia están nuestros futuros posibles, para poderlos sentir, reconocerlos en nuestra mente, necesitamos sintonizarlos, es como el dial de una radio, cada futuro tiene una frecuencia. Si queremos sintonizar uno determinado nuestra mente ha de alcanzar esa vibración. Nuestro estado emocionales determinan en buena manera nuestro nivel de vibración, por eso, no podemos acceder a un futuro que nos saque de un presente no deseado si nuestras emociones siguen vibrando en ese presente, dicho con un ejemplo: no se puede sintonizar un futuro de felicidad mientras estemos viendo y sintiendo un telediario.
       La actual crisis puede ser una oportunidad si aprendemos a sintonizar niveles emocionales de vibración superiores al de la propia crisis, el intentarlo ya es en sí mismo un regalo, pues nos invita a nuestro propio crecimiento personal.
      En el fondo estamos diciendo que un futuro feliz sólo se puede alcanzar imaginando antes esa felicidad, haciéndosela sentir a todo nuestro cuerpo, dejando que ese futuro impregne nuestro presente: es el poder del futuro en el ahora. Todo esto explica el porqué el ir en post de nuestros sueños de corazón nos hace tan poderosos en la acción, si queremos realizarlos no tenemos más remedio que imaginarlos constantemente, es decir sentirlos como si ya lo hubiésemos alcanzado.

Nuestros futuros felices, nuestros sueños, son como niños que nos miran desde "arriba"... esperando nuestra atención ...

      Querido lector, ¿qué te parece  empezar a habitar con tu imaginación esos sueños que en determinadas  vibraciones emocionales se sienten como imposibles … ?  Ya sabes … a fuerza de imaginarlos tu frecuencia sube y sube ...  hasta que logras alcanzar la frecuencia del futuro que contiene a esos sueños, entonces comenzarán  a parecer menos imposibles, empezarás a tener ideas de cómo llevarlos a cabo, y cuando te animes a tomar decisiones y acciones ¡sorpresa … aparecerán las sincronías como un viento favorable, empujándote hacia ese puerto soñado! 
     Grandes futuros nos esperan, ¿qué tal ir a su encuentro …? 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada